MOSAICOS ROMANOS » Piezas decorativas presentes en su arquitectura

Constituyendo un elemento decorativo de los espacios arquitectónicos, los mosaicos romanos se convirtieron en un verdadero arte que se difundió por todo el Imperio, de esta manera, no hubo palacio, villa o domus que no los exhibieran.

No obstante, las alusivas escenas de la vida cotidiana y la mitología, lejos de ser la representación de una realidad social, económica, cultural o religiosa, más bien, fueron el reflejo de la élite más poderosa, cuyos privilegios aparecían vinculados en las imágenes de los mosaicos romanos.

Cuál fue el origen de los mosaicos romanos

mosaicos romanos-origen

Durante el siglo II A.C., cuando los romanos fueron conquistando el Asia Menor y Grecia, las obras realizadas en mosaicos eran comunes, sobre todo en las tierras helenas, quienes manejaban esta técnica con gran maestría.

Así como sucedió con muchas disciplinas, los romanos tomaron estas técnicas griegas, las perfeccionaron, aportaron nuevas ideas, y se convirtieron en unos auténticos expertos de este arte, el cual propagaron por todo el territorio mediterráneo como propio.

Si bien, en un principio los mosaicos romanos se usaron para decorar paredes y techos, con el tiempo y el perfeccionamiento de las técnicas, empezaron a emplearse para cubrir las superficies de los suelos, elaborando espectaculares pisos que le otorgaban a las villas y a los palacios una majestuosidad adicional, el cual denotaba la posición social y el poder económico de sus residentes.

Ulteriormente, en la época imperial los mosaicos romanos se popularizaron, comenzándose a utilizar también en los templos, teatros y termas, posteriormente, con la creación del imperio oriental, este arte dio lugar a las obras con grandes cantidades de oro, aplicados a la arquitectura religiosa.

Cómo se realizaban los mosaicos romanos

mosaicos romanos -técnicas

Los mosaicos romanos estaban compuestos por pequeñas piezas cubicas de distintos tamaños, llamadas teselas, las cuales eran de materiales muy variados como la roca calcárea, la cerámica o el vidrio, y cuidadosamente elaboradas.

En la cultura romana existían dos técnicas diferentes para elaborar los mosaicos, por un lado, el opus tessellatum, el cual era usado para áreas grandes con teselas que medían más de cuatro milímetros, por el otro lado, estaba el vermopus oculatum, empleado en paneles pequeños con teselas diminutas; en algunas ocasiones se combinaban ambas técnicas.

Para la realización de los mosaicos romanos, el artista cortaba el material en finas láminas, luego en tiras y finalmente en cubos, obteniendo las teselas.

En cambio, cuando se usaba fibra de vidrio fundido mezclada con óxidos metálicos, se vertía sobre una superficie lisa hasta que se enfriara y se endureciera. Seguidamente, se preparaba la superficie hasta que quedara bien lisa, y se pegaban las teselas con una masa de cemento, a modo de rompecabezas, distribuyéndolas por colores hasta obtener las figuras deseadas.

Tipos de mosaicos romanos

mosaicos-romanos-tipos

De acuerdo al tamaño de los mosaicos romanos y el lugar donde se exhibían, se les otorgaba un nombre diferente, de la siguiente manera:

  • Opus sectile, se distinguían por el uso de teselas grandes y de diferentes tamaños, en este sentido, frecuentemente la composición era hecha con piezas de mármol.
  • Opus signinum, obteniéndose con los desechos de un polvo rojizo mezclado con cal, por sus características de dureza e impermeabilidad, se empleaba para los suelos y como revestimiento de piscinas o tanques.
  • Opus musivum, se refería a los mosaicos romanos elaborados en los muros.
  • Lithostrotum, consistía en el uso de piedras naturales de formación volcánica o mármoles de diferentes colores, generalmente para realizar el pavimento de una vía, el camino de una plaza o el suelo de algún edificio.

Finalmente, los mosaicos romanos han representado una certera fuente documental de la historia de esta civilización, pero sobre todo, de sus élites.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…