EMPERADORES ROMANOS » Figuras de poder supremo y absoluto

Como una consecuencia a la creciente expansión territorial del imperio por todo el mar Mediterráneo, los emperadores romanos manejaron el poder supremo de manera autocrática, en un mundo caracterizado por la gloria, el drama, el sibaritismo y el libertinaje.

Qué significado tenía el título del emperador romano.

emperadores romanos-título-significado

Tras pasar por un sistema de gobierno republicano, la Antigua Roma para poder tomar el control y la administración del vasto territorio conquistado, configuró una nueva forma de mandato, bajo una figura que concentraba todo el poder político, administrativo, económico, judicial, y sobre todo, religioso.

Así, los emperadores romanos teniendo un carácter divino, eran hombres capaces de sostener al estado con un régimen teocrático y absolutista, no obstante, consiguieron llevar al imperio a su máximo esplendor.

Igualmente, cuando un hombre recibía el título de emperador, al unísono adoptaba otras designaciones, como las de Augusto, César, Príncipe del Senado, Cónsul, e incluso, Pontífice Máximo, además, el poder de los emperadores romanos se basaba en la acumulación de reconocimientos y en el apoyo recibido por parte del ejército.

Ahora bien, los títulos de los emperadores romanos asociados a la dignidad imperial, como el de César o Augusto, se referían al supremo comandante militar; en cambio, el del Príncipe del Senado, concebía que podían recibir a los embajadores extranjeros, pero  igualmente, indicaba una mención honorífica como primer ciudadano, sin embargo, el de Pontífice Máximo, representaba su poder sobre todos los ciudadanos.

Cuáles eran los poderes de los emperadores romanos.

emperadores romanos-poderes

A pesar, que todos los poderes otorgados a los emperadores romanos les concedían una gran dignidad e influencia, en un principio, no tuvieron autoridad legal. Por ello, en el año 23 A.C., se creó la figura de la tribunicia potestas o poderes de tribuno, con la finalidad de otorgarles una autoridad legalizada.

Conforme a ello, el emperador disfrutaba de inmunidad personal, tenía derecho a dictaminar la pena de muerte a aquellas personas que interferían en el cumplimiento de sus funciones, y hasta la capacidad de perdonar a cualquier civil que había cometido algún acto criminal.

También, los emperadores romanos, en sus funciones como Príncipes del Senado, manejaban las asambleas según sus deseos, proponiendo leyes e imponiendo la agenda del mismo.

Además, los emperadores romanos como Pontífice Máximo les correspondía presidir las ceremonias religiosas, la consagración de los templos, el control del calendario, el nombramiento de las sacerdotisas o vírgenes vestales y los sacerdotes o flamines, e igualmente, la interpretación de las creencias religiosas.

Los emperadores de la cultura romana, ostentaban dos tipos de poderes, por un lado, como Cónsul eran la máxima autoridad en Roma, por el otro, con el título de Imperium Maius, tenían poderío en las afuera de la capital, es decir, actuaban como Procónsul; de esta manera, tenían autoridad sobre todos los gobernadores de las provincias, y el mando absoluto de las legiones del imperio.

Principales emperadores romanos.

emperadores romanos-principales

Entre la gran cantidad de emperadores romanos que gobernaron el imperio, estuvieron aquellos que conquistaron territorios, mientras, otros estaban más pendientes de sus placeres que de los asuntos políticos, o también, algunos quienes fueron crueles, espléndidos, guerreros o pacíficos.

No obstante, se puede asegurar que los emperadores romanos más destacados, fueron los siguientes:

JULIO CÉSAR

Nacido en Roma el 12 de julio de año 100 A.C., Cayo Julio César, fue un político y general del ejército que convirtió a la República de Roma en un Imperio.

Luego de hacerse famoso por desafiar al Senado y obtener varias victorias en las batallas contra los bárbaros, a sus 31 años, consiguió las alianzas suficientes para embestirse como el mandatario de los romanos, sin embargo, fue asesinado.

CÉSAR AUGUSTO

Considerado el primero de los emperadores romanos, Cayo Octavio Turino sucede en el trono a Julio César por derechos de herencia, pero luego de una feroz batalla contra los asesinos de su casi padre. Durante su mandato existió una relativa calma, solo interrumpida por las guerras disputadas en las fronteras.

Asimismo, logró la lealtad de los territorios conquistados al imperio, la implementación del sistema tributario, la construcción de una amplia red de caminos dotados de un sistema de mensajería oficial, y perfeccionó el ejército a tal punto de crear los cuerpos élite de custodia personal, conocidos como la Guardia Pretoriana.

emperadores romanos-destacados

TRAJANO  

Marcos Ulpio Trajano, siendo nombrado por Nerva como su sucesor, fue el primer emperador que no nació en Italia, igualmente, con su liderazgo y su excepcional manejo del ejército, el imperio alcanzó su máxima extensión.

ADRIANO  

Apegado a la filosofía estoica y a las teorías de Epicuro, Publio Elio Adriano, fue el segundo de los emperadores romanos que provenía de la provincia de Hispania, durante su mandato se encargó de cohesionar todo el imperio fundado nuevas ciudades.

Con todo esto, los emperadores romanos crearon una tradición cultural que duraría siglos, recordándoles a los ciudadanos que pertenecían al pujante y glorioso Imperio de Roma.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…