MONEDAS ROMANAS » Testimonio de la economía y poder del Imperio

Formando la esencia de la actividad comercial, las monedas romanas, eran aprovechadas por el Imperio, para divulgar en sus diseños las acciones políticas y sociales ejecutadas por los gobernantes para el bienestar del pueblo, así como también, reflejaban las gloriosas victorias militares ante los frentes enemigos, e inclusive, las creencias religiosas.

Cómo evolucionaron las monedas romanas.

monedas romanas-evolución

En un principio los itálicos emplearon el trueque para el intercambio comercial de bienes y servicios, en este sentido, la primera unidad de medida fue el ganado, llamado pecunia.

Posteriormente, cuando los etruscos introdujeron la moneda en el territorio romano, este sistema de permuta fue reemplazado, prestándose para el inicio de las relaciones comerciales cuya finalidad era estabilizar la situación económica de Roma.

Así, las primeras monedas romanas aparecieron alrededor del año 265 A.C., estando elaboradas en cobre, de una manera muy rudimentaria, eran conocidas como aes rude, seguidamente, fueron reemplazadas por unas láminas rectangulares de cobre con grabados de figuras de ganado, llamadas aes signatum.

monedas romanas-evolución-aes grave

Pero, no fue hasta el año 269 A.C., que se comenzaron a producir las verdaderas monedas de la cultura romana o aes grave, las cuales presentando una forma redondeada, tenían grabadas en el anverso la cabeza de Jano, la deidad de la transición o los comienzos, y en el reverso, la proa de un barco.

El sistema monetario romano.

modedas romanas-sistema monetario

Una vez se consolidó el Imperio, se impuso un sistema monetario propio de carácter trimetálico, es decir, se acuñaban en bronce, plata y oro, existiendo tres clases de monedas romanas, cuyo valor dependía del metal con el cual habían sido fabricadas.

Al respecto, las monedas de oro se empleaban exclusivamente para realizar las grandes transacciones de comercio internacional, o para pagar algún tributo a otra potencia extranjera, e incluso, para pagar el rescate de los héroes caídos en las guerras, en manos enemigas.

Por otra parte, las monedas de plata sirvieron para las actividades comerciales de alto o medio valor, realizadas con mayor frecuencia, mientras, las de bronce pertenecían a las transacciones rutinarias de la vida diaria, sin embargo, la mayoría de la población ahorraba en monedas de plata, y los niveles más bajos, solo tenían acceso a las de bronce.

Lo más relevante de las monedas romanas, es que llegaron a ser únicas en todo el territorio durante los siglos que duró el Imperio, creando un ambiente de estabilidad y unidad monetaria desde el norte europeo hasta las costas africanas, y desde Asia Menor hasta el océano Atlántico; convirtiéndose en un modelo a seguir por muchas civilizaciones que no pertenecían al dominio imperial de Roma.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…