CULTURA AZTECA » El imperio que alcanzó un rico y amplio desarrollo


Si existió una civilización mesoamericana que en condiciones precarias forjó un gran imperio muy bien organizado, fue la cultura Azteca.

Desde el centro del Valle de México, en Tenochtitlan, los también llamados mexicas, dominaron militarmente a otras civilizaciones que estaban ubicadas en los actuales estados de Veracruz, Puebla, Oaxaca, Guerrero, Hidalgo, costas de Chiapas y parte de Guatemala.

Idearon la mejor tecnología de la época para construir grandes obras, que constituyen un testimonio de poder para la humanidad.

Así, entre 1325 y 1521 D.C., fraguaron el imperio más grande de Mesoamérica, pero su sed de poder los destruyó.

Orígenes de la cultura Azteca.

De acuerdo a las investigaciones realizadas de los códices, la cultura Azteca podría descender de los hopi.

La cultura Hopi habitó  la región de Utah, Colorado, Nuevo México y Arizona, caracterizada por estar dividida en clanes.

Uno de ellos, el clan de la serpiente, luego de la erupción del volcán de picos de San Francisco, emigró en grupo por los cuatro puntos cardinales en búsqueda de tierras nuevas.

Pero precisamente los que emigraron hacia el sur, nunca regresaron, y se supone que se trataba de los aztecas.

La peregrinación de la cultura Azteca

La peregrinación de la cultura Azteca.

Según el códice Boturini, los aztecas abandonaron la mítica isla Aztlán, al norte de México, por orden del dios Huitzilopochtli.

Aunque se desconoce la existencia de esta isla, los mexicas iniciaron un largo recorrido que duró dos siglos.

El primer sitio visitado por la errante tribu fue Teoculhuacán o Lugar del Cerro Encorvado, en donde, dentro de una mítica cueva, Huitzilopochtli los convida a encontrar la tierra prometida, pero antes debían hallar un águila devorando a una serpiente.

En 1117 D.C. llegaron a Coatepec, estableciéndose en el Cerro de las Culebras, que deciden abandonar por razones bélicas.

Cuando los mexicas pisaron el Valle de México, en 1196 D.C., la primera ciudad que visitaron fue la tolteca Tollan-Xicocotitlan.

Durante los diecisiete años de estadía en Tollan-Xicocotitlan, los aztecas quisieron emparentar su linaje con los toltecas.

Entre las numerosas ciudades que recorrieron los mexicas se encuentra Teotihuacán, que nombraron lugar de donde vienen los Dioses.

peregrinación de la cultura Azteca

A partir del 1299 D.C. se refugiaron en Culhuacán, un territorio árido y lleno de serpientes, que convirtieron en alimento.

El pueblo de Culhuacán era de origen tolteca, por lo que los aztecas aprovecharon de unirse en parentesco con ellos.

Por mandato de Huitzilopochtli, los aztecas le pidieron al monarca de Culhuacán a su hija en matrimonio, el cual aceptó.

Luego en plena ceremonia de consagración matrimonial, el rey se dio cuenta que su hija había sido sacrificada, inmediatamente mandó a desalojar a los aztecas de sus tierras, quienes se refugiaron en la cercana y pantanosa isla del lago Texcoco.

Siendo un lugar inhóspito para vivir, fue aquí donde los mexicas encontraron al águila devorando una serpiente sobre un cactus.

De esta manera, desde el año 1325 D.C., trabajaron arduamente para construir su tierra prometida que llamaron Tenochtitlán.

Tenochtitlán la tierra prometida de la cultura Azteca.

Tenochtitlán la tierra prometida de la cultura Azteca

Los primeros años de la cultura Azteca en Tenochtitlán fueron duros, pero tenían la visión de la legendaria Teotihuacán.

Este reto fue asumido por el líder Acampapichtli en 1376 D.C., quien diseño un plan para construir una ciudad avanzada.

Sobre la pantanosa isla utilizaron un sistema de pilotes de madera con rellenos de piedra volcánica para hacer más firmes los cimientos de las construcciones.

Igualmente diseñaron un sistema de calzadas con puentes elevadizos que les permitió unir la tierra firme con la isla y otras ciudades, como la levantada en un islote contiguo que llamaron Tlatelolco.

Las calzadas permitieron a la cultura Azteca trasladar hasta el islote piedras de gran tamaño para edificar sus grandes monumentos.

Mientras que la población azteca iba en aumento, eran los tepanecas quienes controlaban todo el Valle Central de México.

En consecuencia, las fricciones entre ambas civilizaciones, llevaron a los aztecas junto a sus aliados vecinos de Texcoco y Tlacopan a acabar con los tepanecas.

Desde ese momento la cultura Azteca empezó a liderar el Valle de México, comenzando a realizar obras de gran envergadura.

Entre ellas se encuentra un acueducto que surtía agua desde tierra firme hasta los pozos públicos de la ciudad-isla.

A mediados del siglo XV los mexicas eligieron a su primer emperador Moctezuma I, quien ordenó extender las fronteras.

En efecto, el imperio Azteca se extendió hacia el sur, oeste y este de México, logrando en 100 años dominar gran parte de Mesoamérica, hasta la conquista española encabezada por Hernán Cortez.

Organización social de la cultura Azteca.

Organización social de la cultura Azteca

La sociedad en el imperio Azteca estaba formada por calpullis, es decir, conjuntos de clanes con rasgos comunes de consanguinidad, religión y ubicación territorial.

En total eran veinte clanes o capullis, que estaban jerarquizados socialmente de la siguiente manera:

  • Pipiltin o nobleza, formada por la familia real, sacerdotes y clase militar.
  • Macehualtin o pueblo, integrada por artesanos, campesinos, comerciantes y pochtecas o grandes comerciantes quienes servían para espiar a los enemigos.
  • Tlacotin o esclavos, compuesta por prisioneros de guerra y personas que habían cometido un delito o no pagaban las deudas.

Organización política de la cultura Azteca.

La organización política del imperio Azteca se basó en una triple alianza de tres ciudades-estado: Tenochtitlan, Texcoco y Tlacopan.

Siendo el centro de poder gubernamental la ciudad de Tenochtitlan, que se caracterizaba por una amplia red burocrática.

Como costumbre mantenían en el poder a los gobernantes de territorios conquistados o Tlatoque, y a cambio les exigían apoyo militar y pago de tributos.

El imperio Azteca poseía un gobierno monárquico, elegido por un consejo llamado Tlatocan, e integrado por miembros de la nobleza.

Organización política de la cultura Azteca.

De acuerdo a esto la organización política estaba jerarquizada así:

  • Huey Tlatoani, era el gobernante con mandato divino, que poseía facultades políticas, religiosas, militares, comerciales y sociales.
  • Cihuacóatl, persona de confianza del gobernante, que en su ausencia se encargaba de administrar el imperio Azteca.
  • Tlacochcálcatl y Tlacatécatl, tenían como función guiar a los ejércitos en las guerras.
  • Huitzncahuatlailótlac y Tizociahuácatl, eran los magistrados principales.
  • Tecuhtli, ejercía como fiscal tributario de las regiones conquistadas, también eran terratenientes y dueños de esclavos.
  • Calpullec, representaban al máximo jefe de los calpullis.

Adicional a las ciudades-estados de la alianza, el imperio Azteca contó con urbes como: Coatepec, Chapultepec, Itzapalapa, Iztapam y Coyotepec.

Religión de la cultura Azteca.

Religión de la cultura Azteca

La dogmática azteca unificó las creencias de diversas culturas mesoamericanas relacionadas con los fenómenos naturales.

Fueron de naturaleza politeísta, heredando muchas deidades de otras civilizaciones, siendo significativo el acto del sacrificio humano, en el cual le sacaban el corazón vivo a la persona para alimentar a los dioses.

Los sacrificios humanos marcaron momentos relevantes en el desarrollo de la cultura Azteca, especialmente si se trataba de alguien importante.

Las deidades más significativas fueron Huitzilopochtli, dios del sol y la guerra, Tezcatlipoca, protector de jóvenes guerreros y Quetzalcóatl, patrono del gobierno y sacerdotes.

Economía de la cultura Azteca.

Economía de la cultura Azteca

El sustento económico de la cultura Azteca se debió principalmente a la actividad agrícola y al desarrollo del comercio.

Las técnicas  agrícolas empleadas por los aztecas son consideradas como una de las más evolucionadas dentro de las civilizaciones indígenas.

Implementaron el uso de las chinampas o cultivos flotantes, sistemas de riego con diques y abonos vegetales o animales.

De esta manera vencieron las tierras pantanosas, basando su agricultura en la siembra de maíz, frijol, tomate, ají y tuna.

En cuanto al  comercio, realizaban trueques con otras regiones, donde el mercado de Tenochtitlán jugo un papel importante para la transacción de todo tipo de mercancía, usándose la semilla del cacao o las plumas de Quetzal como una moneda.

Legados de la cultura Azteca.

La cultura Azteca absorbió muchos conocimientos durante su peregrinaje, que fueron mejorados durante el desarrollo de su imperio.

En cuanto a la arquitectura alcanzaron la máxima expresión en la construcción de Tenochtitlán, una ciudad con un urbanismo deslumbrante.

Destacando el Templo Mayor, una pirámide construida en honor al dios Huitzilopochtli, que fue terminada en el año 1487 D.C.

Legados de la cultura Azteca.

Los Códices Aztecas, donde plasmaron en papel de amatl sus creencias, historias y prácticas con signos jeroglíficos y pictográficos.

En base a sus conocimientos astronómicos desarrollaron dos tipos de calendarios:

  • Tonalpohualli o calendario ritual, compuesto por 260 días y 20 meses de 13 días cada uno, que regía las actividades de hombres y sacerdotes.
  • Xínhuitl o calendario solar, regulaba los ritos, y contenía 365 días divididos en 18 meses de 20 días, más 5 días que eran dedicados a la lamentación.

La astronomía era descrita de manera religiosa, y para medir los movimientos de algunos planetas construyeron observatorios.

Alcanzaron el desarrollo de un sistema matemático vigesimal y de medición, que emplearon para determinar distancias y áreas de construcción.

Tallaron esculturas de piedra de las cuales destacan: Coronación de Moctezuma II, Guerrero del Águila, Coaticlue y Piedra del Conejo.

Fabricaron una variedad de armas y herramientas usando la piedra y el cobre, igualmente implementaron el uso de las canoas.

Finalmente, la fascinante Tenochtitlán pertenece hoy en día a la Ciudad de México, donde los descendientes de los mexicas conservan algunas tradiciones a pesar de la evidente transformación que sufrió esta sociedad a raíz de la colonización.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,89 de 5)
Cargando…