ORGANIZACIÓN POLÍTICA DE LOS AZTECAS » Su modelo y sistema

Acompañada de una habilidosa estrategia militar, la organización política de los aztecas se sustentó en un esquema para asegurar el poder en todos los territorios conquistados en Mesoamérica. De esta manera, con diferentes funcionarios que controlaban las comarcas bajo un sistema tributario en especies, lograron conducir a muchos pueblos a su sumisión ante el imperio.

La Triple Alianza en la organización política de los aztecas.

Estableciendo una plataforma que se denominó la Triple Alianza, la organización política de los aztecas giró en torno a la coalición de tres ciudades-estados, a saber, Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopan. Esta mancomunidad libró varias batallas de conquista que le permitieron expandirse rápidamente, sin embargo, la ciudad de Tenochtitlán siempre fue el socio dominante.

Aunque este poder impuesto se podía ver como indirecto, porque la mayoría de los gobernantes de los territorios conquistados permanecían en sus cargos, los tributos asignados por la Triple Alianza, le costaron a los mexicas el resentimiento de los pueblos sometidos, tanto, que muchos de ellos ayudaron a los conquistadores a derrotar al imperio. Por otra parte, la administración gubernamental de la cultura azteca, se basó en el poder de la nobleza que estaba bajo el mando de un emperador.

Cómo estaba jerarquizada la organización política de los aztecas.

En el marco de las referencias anteriores, la organización política de los aztecas fundamentada en el poderío de la nobleza, tuvo la siguiente jerarquización:

  • Emperador o Huey Tlatoani, teniendo un mandato divino, concentraba todas las facultades políticas, religiosas, militares, comerciales y sociales del imperio, además, designaba a los gobernantes de las ciudades e impulsaban el crecimiento del territorio en base a las guerras de conquistas, para obtener la mayor cantidad de tributos.
  • Consejo Supremo o Tlatocán, apoyando al Huey Tlatoani en las decisiones gubernamentales, estaba conformado por miembros de la burocracia azteca.
  • Cihuacóatl o Jefe de los Sacerdotes, era la persona de confianza del emperador, al cual relevaba en sus funciones durante su ausencia.
  • Tlacochcálcatl y Tlacatécatl, se encargaban de organizar al ejército, establecer las tácticas de guerra y de dirigirlas, siendo responsables de las victorias y derrotas.
  • Huitzncahuatlailótlac y Tizociahuácatl, eran los jueces principales del gobierno azteca.
  • Tlatoani o Gobernante, perteneciendo a la nobleza, gobernaban las ciudades del imperio.
  • Tecuhtli o Fiscales Tributarios, se encargaban del correcto pago de los impuestos de las regiones conquistadas.
  • Calpullec, estaba conformado por los distintos jefes de los calpullis.

Se puede concluir, que la organización política de los aztecas revela que una de las virtudes de esta gran civilización, fue precisamente su gran poderío militar y su nivel de organización político-territorial, que se tradujeron en grandes riquezas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,71 de 5)
Cargando…