ASTRONOMÍA AZTECA » Alcance e influjo de esta práctica cosmológica

Los avanzados conocimientos de la astronomía azteca fueron aplicados en la toma de decisiones de la vida diaria, de esta forma, el movimientos de los astros influyó determinantemente en una gran parte de las tradiciones de los mexicas.

En qué se caracterizaba la astronomía azteca.

La astronomía azteca está muy relacionada con la arquitectura, en este sentido, la construcción de pirámides honrando astros como el Sol o la Luna, y observatorios desde donde se registraban los diferentes movimientos celestes de estrellas y planetas como Venus, Marte o Mercurio.

Igualmente, su vínculo con las creencias religiosas se hacía notar en los diferentes rituales dedicados a obtener la benevolencia de los astros sobres sus vidas. Por esta razón, mediante el empleo de palos cruzados y usando como guía las líneas equinocciales, construían importantes edificaciones, como por ejemplo, el Templo Mayor, que estaba alineado para que durante el equinoccio de primavera el sol saliera entre los dos templos que se encontraban en su cima.

Al mismo tiempo, la astronomía azteca regía la visión cosmogónica de la leyenda de los cinco soles de la creación, además, la representación del cielo y la tierra expresados en los dioses Ometecuhtli y Ometecíhualt.

Cuáles fueron los avances de la astronomía azteca.

Con la observación de los ciclos astrales, la cultura azteca descubrió la duración del año solar, el mes lunar y las revoluciones del planeta Venus, lo que permitió el desarrollo del calendario azteca, que establecía los períodos para la actividad agrícola en base a las estaciones del año, los días para realizar los rituales e inclusive los días propicios para la vida cotidiana. Este punto permite conocer la gran comprensión de los astros para poder medir el tiempo, en relación a ello, tenían dos calendarios: el ritual y el solar, que sincronizados, como dos ruedas engranadas, determinaban que el primer día del calendario de 365 coincidiera con el primer día del calendario de 260 días cada 52 años, representando el comienzo de una nueva era.

Otro de los avances en esta materia, fue la predicción de eclipses solares o lunares, el recorrido de cometas y estrellas fugaces, sin embargo, el fin principal que se les otorgaban a estos registros, era básicamente religioso.

Absolutamente, esta información evidencia la sabiduría de la astronomía azteca y su acertado grado de desarrollo en relación al tiempo, sin embargo, nunca llegaron a profundizar estos conocimientos de la manera como lo hicieron otras civilizaciones.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…