MILITARISMO JAPONÉS » Antecedentes, desarrollo y fin de un sistema castrense

Bajo un pensamiento que toda la nación era una sola familia unida e indivisible vinculada al emperador por antepasados comunes, y las fuerzas armadas los garantes de la paz como prioridad nacional, se aceptó que el militarismo japonés impusiera un estado ultranacionalista y totalitario.

De esta manera, el emperador Hirohito, a quien nadie conocía personalmente, pero era considerado por el pueblo como un ser sagrado e intocable, pasó a ser una figura simbólica en un complejo sistema jerárquico y antidemocrático.

Cuáles fueron los antecedentes del militarismo japonés.

militarismo japones-características

Posteriormente a la Primera Guerra Mundial, Japón había quedado en una situación económica insostenible, sin una posible solución por parte de las autoridades. Sin embargo, existiendo una gran ambición por expandir los territorios, se creía que solo el militarismo japonés podría tener éxito en la consecución de este objetivo.

Cabe destacar, que el ultranacionalismo fue una de las características de los políticos de extrema derecha, de los militares conservadores y de los antiguos samuráis, quienes fomentaron los sentimientos belicistas y la recuperación de la nación a través de las conquistas que traerían más riquezas. Así, los castrenses fueron infiltrándose en el poder, dominando el mando central en 1930.

Características del militarismo japonés y su fin.

militarismo japonés - fines

Los militares de la cultura japonesa revivieron rasgos intrínsecos en la idiosincrasia nipona como la veneración por la lucha, la muerte honorable y el respeto a quien defendiera la nación, además, estando convencidos que la fuerza era la única forma de alcanzar la recuperación económica de la nación, por medio de campañas nacionalistas, persuadieron a la población a seguirlos con un sentido patriota extremo y un sentimiento de superioridad de raza, donde el Estado estaba por encima del bienestar del individuo.

Con este panorama, el militarismo japonés habiendo controlado Manchuria, inició en 1937, un segundo conflicto bélico con China y una serie de conquistas por el sureste asiático. Así en 1941, la Armada Imperial Japonesa atacó la base naval de los Estados Unidos en Pearl Harbor, como una acción preventiva para evitar la participación americana en sus ofensivas contra los territorios británicos de Hong Kong, Malasia y Singapur. Con ello, los japoneses habían entrado en la Segunda Guerra Mundial, en un episodio conocido como la Guerra del Pacífico.

militarismo japonés-emperador hiroito-fin de la guerra

Finalmente, el militarismo japonés terminó con las dos bombas nucleares que cayeron en Hiroshima y Nagasaki, y la posterior ocupación americana para restaurar la democracia en Japón, en este sentido, los nipones pudieron conocer al emperador Hirohito, a quien se le permitió continuar en el poder bajo una nueva constitución redactada en tan solo siete días y que incluye las sabidurías de todo el mundo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 2,67 de 5)
Cargando…