VESTIMENTA DE LOS TOLTECAS » Conoce su contraste, forma y estilo

Aún cuando los toltecas fueron una de las culturas más antiguas de América, mucha información se ha podido obtener sobre sus costumbres, medios de vida, organización, artes y ciencias. Incluso se ha logrado conocer cómo era la vestimenta de los toltecas, gracias a sus propios grabados y las reseñas hechas por los conquistadores españoles.

Las piezas pictóricas, ciertos murales y relieves, en conjunto con el arte ceramista, son los informantes directos de una vestimenta exquisita para una parte de la clase social, mientras que las crónicas de Indias nos hablan de la del resto de sus pobladores.

Constancia de la estratificación social mediante la vestimenta de los toltecas.

Al igual que otras culturas mesoamericanas, los miembros de la sociedad tolteca se encontraban divididos en dos clases:

La clase dominante y más privilegiada:

Compuesta por los sacerdotes, gobernantes, nobles y militares guerreros. Todos estos portaban vestidos que tenían gran cantidad de prendas como piedras semipreciosas, conchas y caracoles, plumas y otros objetos pendientes, característica exclusiva de la vestimenta de los toltecas de alto rango.

La clase dominada o servil:

Integrada, por quienes se dedicaban a un oficio los artesanos y los agricultores. Estos se identificaban fácilmente pues los atuendos propios de los toltecas que se les permitía usar, era poca y de elementos sencillos.

vestimenta de los toltecas clase servil

Prendas que constituían la vestimenta de los toltecas.

Comenzaremos detallando las prendas usadas por la clase servil, quienes se limitaban a usar, en el caso de los hombres, un taparrabos sencillo y un enredo, manteniendo el tórax desnudo. En las mujeres se acostumbraba el uso de un huipil o blusa hecho de tela rústica, vestimenta de los toltecas y mesoamericanos más tradicional.

La vestimenta de los toltecas de la clase privilegiada era mayor, para los hombres el Máxtlatl o taparrabos, el enredo, especie de delantal, la Tilmatli o capa cubierta de plumas, el Cueilt. Una faldilla para el uso de sacerdotes y jerarcas. Así como el Ichcahuipilli, armadura para los guerreros elaborada en distintos materiales, sandalias y cinturones, el Xicolli, camisa sin mangas, los Cascos y Tocados.

La indumentaria tolteca femenina de la clase pudiente, estaría compuesta por un enredo amplio a manera de falda que cubriría la parte delantera y trasera de las piernas. La misma, acompañada del Quechquémitl, prenda con forma triangular, formada por dos rectángulos de tela con una abertura, destinado a cubrir el busto de las mujeres unidas a algún poderoso de la sociedad tolteca.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…