ARQUITECTURA TEOTIHUACANA » Un fruto de su amplio conocimiento

Con una extremada planificación y un riguroso trazo religioso, la arquitectura teotihuacana, fue el fruto de una sociedad evolucionada con suficientes conocimientos del diseño, de esta manera, proyectaron un urbanismo de gran magnitud que se convirtió en el centro de Mesoamérica.

Cómo fue la arquitectura teotihuacana.

arquitectura teotihuacana-características

La arquitectura teotihuacana se desplegó en una serie de obras ejecutadas en la ciudad de Teotihuacán, en las cuales se desarrollaron conocimientos matemáticos y astronómicos, para lograr la ubicación de las diferentes edificaciones, consiguiendo de esta manera, un contraste de luces y sombras, que hacían resaltar los elementos ornamentales.

En cuanto a los materiales usados, los teotihuacanos emplearon la piedra volcánica triturada con tierra y cal, para frisar las paredes, además, una roca llamada tepetate, para construir los basamentos; por otro lado, unos de los elementos más usados, fueron el adobe, para levantar los muros, y la madera, que era imprescindible en las columnas o los marcos de las puertas.

A fin de cuentas, sus manifestaciones arquitectónicas, se destacaron por el estilo geométrico, horizontal y armónico de sus edificaciones, adicionalmente, por los grabados en relieves o graciosos murales, usados como revestimiento de paredes, y por la concepción cosmogónica de todos sus espacios.

Teotihuacán y su planificación urbanística.

arquitectura teotihuacna-urbanismo

Asombrosamente, la arquitectura de la cultura teotihuacana logró organizar meticulosamente una ciudad, en base a los esquemas religiosos, políticos, sociales y productivos.

Así, Teotihuacán, estaba dividida en cuatro cuadrantes por dos anchas avenidas, una era la Calzada de los Muertos, y la otra, la Avenida Este-Oeste; quedando en el centro de la metrópoli, el impresionante conjunto de La Ciudadela.

Ahora bien, la Calzada de los Muertos o Miccaohtli, era un amplio camino de dos kilómetros de longitud que recorría la ciudad, encontrándose en el trayecto importantes edificaciones de la arquitectura teotihuacana, como la Pirámide de la Luna, la Pirámide del Sol, la Casa del Sacerdote, el Palacio de Quetzalpapálotl, el Palacio de los Jaguares, y el Templo de Quetzalcóatl, donde se encontraban los conjuntos habitacionales de los personajes de la élite social.

También, la Avenida Este, partía en línea recta rodeando a La Ciudadela para unirse con la Avenida Oeste, justamente, en una plaza que limitaba con dos amplias plataformas con funciones administrativas, conocidas como el Gran Conjunto.

Por otra parte, a un kilómetro de distancia de La Ciudadela, se localizaba el barrio de La Ventanilla, donde vivían los artesanos, quienes contaban con áreas públicas y espacios para la producción artesanal.

Para concluir, se puede aseverar que la arquitectura teotihuacana, constituye la manifestación más grandiosa de todas las civilizaciones precolombinas, dicho en otras palabras, un lugar que solo pudieron haber construido los dioses.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…