GUERRA CHICHIMECA » Precedente y desarrollo de este feroz combate

La caída de Tenochtitlán representó el hito más importante de la conquista española, pero jamás imaginaron que en su avance hacia el norte, enfrentarían a una inmensa rebelión de grupos indígenas, que terminó llamándose la Guerra Chichimeca.

Antecedentes de la Guerra Chichimeca.

Como precedente de la Guerra Chichimeca, se encuentra la Guerra de Mixtón. Al respecto, para el año 1531, tras la fundación del Reino de Nueva Galicia, los abusos cometidos por el conquistador Nuño de Guzmán hacia los indígenas, mediante la implementación de un sistema de encomienda y evangelización, levantó una rebelión indígena comandada por los líderes Petlácatl, Tenamaxtle, Coringa, Tencuítlatl y Chapolli, que se denominó la Guerra de Mixtón. 

Conforme a ello, en el año 1541, algunos señoríos como los caxcanes, zacatecos y tecuexes, se propusieron expulsar a todos los españoles de la región y restituir a sus dioses, propagando así la insurrección a otros pueblos, donde quemaban iglesias, lograron congregar cincuenta mil indígenas en el cerro Mixtón, para dar inicio a un enfrentamiento bajo el grito de guerra “¡hasta tú muerte, o la mía!”. Finalmente, los conquistadores con el apoyo de otras tribus indígenas, lograron apaciguar el motín y desterrar a los líderes.

desarrollo de la Guerra Chichimeca

El desarrollo de la Guerra Chichimeca.

Continuando con el proceso de conquista de las tierras de la cultura chichimeca, a finales de 1546, una expedición encabezada por Juan Tolosa, algunos padres franciscanos e indios de Nochistlán, iniciaron la ocupación de la zona minera de Zacatecas. Pero, los zacatecos, guachichiles y guamares, respondieron asaltando a las caravanas españolas que se dirigían al lugar y a las poblaciones que se iban formando dentro de su territorio.

A diferencia del conflicto de Mixtón, la Guerra Chichimeca, no contó con los caxcanes, porque habían establecido alianzas con los conquistadores, aun así, una gran cantidad de pueblos acostumbrados a las penurias del desierto, con habilidades bélicas, desnudos y con flechas, se unieron a la batalla, siendo imposible reducirlos rápidamente. De acuerdo, a los relatos de algunos colonos, los chichimecas atrapaban a las personas, para quitarles la piel, los brazos y las piernas, luego de haberse devorado el cuerpo, mostraban los huesos como trofeo de guerra.

Al ver el virreinato de Nueva España que no podía con los aborígenes, optó por darles apoyo con alimentos a cambio de negociar su rendición, así, los mediadores de estas acciones fueron los tlaxcaltecas, los purépechas y algunos misioneros, logrando la pacificación en 1590.

Finalmente, la Guerra Chichimeca constituye el episodio más cruento y más costoso entre españoles e indígenas durante la colonización.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…