ESCRITURA OLMECA » Conoce los rasgos y el significado de sus glifos

De todos los aportes que se le reconocen a las más antiguas civilizaciones americanas, uno de los más importantes, por su connotación a nivel mundial, le corresponde a la escritura olmeca.

La escritura, como sistema de comunicación propio del hombre, fue creada en tres distintos lugares del planeta, no relacionados directamente, lugares estos bien distantes entre sí: en Asia, al norte de la China, cerca del Medio Oriente, al sur de Mesopotamia y en América, en territorio del actual México.

Estas creaciones, de tres culturas tan diferentes, corresponden también a 3 períodos igualmente diversos: en el Medio Oriente se manifestó hace 5.000 años, en Asia surgió alrededor de unos 3.000 años y en suelos mesoamericanos se estima que hace unos 4.000 años.

Hasta los años 2.002 y 2.006 de nuestra era, se creía que el sistema de escritura mediante glifos Mayas era el sistema de escritura de mayor data en América, pero los hallazgos arqueológicos más recientes nos hacen saber que la escritura olmeca es la certificación más remota de este sistema dentro del continente.

El sistema gráfico olmeca, ha sido fechado dentro del primer milenio antes de la era cristiana, entre los años 1.200 a 900 a.C.

Características de la escritura olmeca.

Entre determinadas características, vamos a resaltar las más importantes:

El sistema de escritura de los olmeca supera en antigüedad ampliamente el sistema gráfico de zapotecas y mayas, colocándola en el primer sitial como escritura de mayor data en el hemisferio occidental. Esta escritura presenta dos características que pueden denotar la existencia de una sintaxis: secuencia y frecuencia en los glifos empleados.

Además de un patrón sistemático de distribución, que hace presumir que la lectura debe verificarse de manera horizontal y con una dirección de derecha a izquierda, donde también observaremos la posibilidad de que cada componente corresponda a una palabra de su lenguaje.

Limitantes en el estudio de la escritura olmeca.

Las posibilidades de descifrar correctamente la escritura olmeca todavía son escasas, pero este hecho no se debe a su estructura, ni por razones de complejidad.

Las limitantes están referidas a la escasez de hallazgos. Las muestras que se poseen insinúan que los glifos corresponden a un alfabeto, pero hasta que ocurren los descubrimientos contemporáneos de los años 2.000, solo se disponían de una docena de inscripciones.

El Bloque de Cascajal, último descubrimiento arqueológico, solo posee 30 símbolos que son diferentes, y es un escrito contentivo de solo 62 glifos o inscripciones, que se ven repetidos, lo que hace que solo se haya podido obtener, hasta la presente fecha, un probable significado.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…