CALENDARIO OLMECA » Conoce su función e importante legado


El calendario olmeca es considerado como el génesis de las nociones preparatorias básicas para el manejo y utilización de principios astronómicos, ciencia esta que con posterioridad pondrían en práctica todas las culturas mesoamericanas.

Todas las agrupaciones étnicas que lograron establecerse en esa zona de América, entendieron desde sus propios inicios, que la utilización de sistemas calendáricos sería una de las bases para la estabilidad de sus comunidades.

Comprendieron que lo que sucedía en la Tierra era un reflejo y consecuencia de los movimientos que se daban en el Cielo, y que el calendario olmeca era una útil herramienta para la vida diaria.

Data histórica del calendario olmeca.

Cuando hablamos sobre cualquier tema de la cultura olmeca debemos centrarnos en hechos que sucedieron muchos años atrás y que se trata de una civilización que duró siete siglos y medio, desde el 2.550 antes de nuestra era al 200 de nuestra era.

El registro de mayor data sobre este sistema calendárico nos remite a 2000 años antes de Cristo, pero un registro propio del calendario olmeca muestra que el período que actualmente vivimos, el llamado 5to. Sol, se inició en el mes de febrero del año 3122 antes de Cristo, que sería la fecha en que lo crearon.

Legado del calendario olmeca.

Entre los aportes que el calendario olmeca transmitió a las demás culturas mesoamericanas y sus descendientes, encontramos:

El mismo calendario en sí, con sus dos aplicaciones, una de uso sagrado de 260 días, y la otra de aplicación civil de 360 (365) días.

Sistemas de mediación del tiempo, como por ejemplo: 52 ciclos de años,  grupos superiores de 5.200 años llamados “soles”, semanas que no excedían de 20 y su subdivisión en 13 días, compuestos de 13 horas diurnas y 9 nocturnas.

La importancia de llevar un exacto conteo del tiempo y no guiarse por solsticios, que son los momentos del año en que el Sol alcanza su mayor o menor altura aparente, donde la duración del día y la noche son las máximas en del año, o por  equinoccios, en que la duración del día es igual al de la noche en todo la Tierra.

También constituye un importante legado el estudio, aplicación y difusión de conocimientos astronómicos.

Aunado a todo esto, el proceso de calendarización influyó para el establecimiento formal en muchas otras áreas de la vida de un sistema matemático de naturaleza vigesimal.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,20 de 5)
Cargando…