CALENDARIO MUISCA » Aspectos de un sistema complejo y preciso

Con influencias tanto de los Andes como de Mesoamérica, el calendario muisca se desarrolló mediante la observación astronómica, con la intención de controlar la siembra y establecer los rituales religiosos, sin embargo, fue enriquecido con la leyenda de la llegada del dios Bochica.

Cómo funcionaba el calendario muisca.

Antes que nada, hay que comprender que la interpretación del calendario muisca no ha sido algo sencillo, debido a que los conquistadores desaparecieron muchos datos en la abolición de las manifestaciones de esta cultura. Es por ello, que las actuales deducciones se basan en la tradición oral que los indígenas le suministraron al Fray Pedro Simón y al Padre José Domingo Duquesne, a la vez, confirmadas por Alexander von Humboldt en sus investigaciones precolombinas.

Los chibchas usaron un calendario lunisolar, compuesto por una combinación de doce meses con veintinueve o treinta días, de acuerdo al ciclo lunar, los cuales recibían un nombre basado en la secuencia del sistema numérico, además, tenían tres tipos de años, es decir, los rurales con 12 meses, que se calculaban de una estación lluviosa a otra, los sagrados o acrótomos con 37 meses, y los comunes o zocam con 20 meses. De esta manera, la cultura muisca contaba los días por soles y los meses por lunas.

calendario muisca-funciones

Cuál fue la herramienta usada en el calendario muisca.

Siendo una actividad astronómica de observación y tabulación de datos, en el calendario muisca se usó la Piedra de Choachí, una roca con una inscripción de una rueda calendárica en la parte frontal, que contenía varios círculos concéntricos, para realizar el conteo simultáneo de las 37 lunas por un lado y las 20 lunas por el otro.

Conforme a esto, la pequeña piedra ergonómica, como del tamaño de una calculadora, presenta grabada en la parte central un circulo con rayitas que representan al año zoca, así como otro redondel exterior con 37 cuñas y 5 símbolos adicionales, que marcan el año acrótomo. Adicionalmente, en un aro interno con 18 uñas se determina el año solar, y en un círculo con 15 cabezas de aves, se representan valores numéricos con plumas, a manera de hacer la conversión de las fechas entre los sistemas acrótomo y zocam.

Asimismo, una gran cantidad de artefactos como conchas marinas, mantas, volantes de huzo, arte ruprestre y cerámicas, contienen símbolos asociados con la información astronómica, suponiéndose que eran utilizados en los rituales.

Finalmente, el complejo calendario muisca no tiene nada que envidiarle al resto de la región, siendo uno de los pocos que se desarrolló antes de la llegada de los colonos a las tierras del Nuevo Mundo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…