ECONOMÍA MUISCA » Características de su sistema productivo

La profusa actividad de la economía muisca no solo permitió cubrir el consumo interno, sino que con el excedente de la producción, implementaron un intercambio comercial que los llevó a destacarse como la cultura del oro.

Cuáles fueron las actividades primarias de la economía muisca.

economia muisca- actividades

Principalmente, la economía muisca se basó en tres grandes sectores productivos, de esta manera, teniendo profundos conocimientos de los ciclos de la lluvia y las fases lunares, cultivaron diferentes variedades de maíz, además, algodón, yuca, papa, quínoa, batata, calabaza, hibia, apio, piña, aguacate, coca, tabaco, entre otros;

También, los muiscas usaron técnicas agrícolas como el sistema de microverticalidad, con el que trabajaban la tierra de acuerdo al clima, la roza y quema de terrenos, los canales de regadío para los suelos áridos, y la siembra en las laderas montañosas de Chocontá, Facatativá, Tocancipa y Tunja.

Por otro lado, las habilidades en la explotación minera, les permitieron tener una ventaja sobre las tribus vecinas. En efecto, la sal extraída de las minas de Zipaquirá, Nemocón, Sesquilé y Tausa, constituyó un tesoro para los muiscas, dado que su prestigio ayudó a la apertura del comercio con otras poblaciones. Asimismo, las esmeraldas sustraídas de los yacimientos de Somondoco, eran muy apreciadas,

Igualmente, la cultura muisca explotó el carbón de piedra, el cobreel oro, ya que la mayor parte era obtenido mediante el trueque.

Sumado a ello, la confección textil fue de gran importancia, sobre todo en los altiplanos fríos de Cundinamarca y Boyacá, así, tejían mantas coloradas y decoradas con una variedad de motivos geométricos de carácter simbólico, tanto para envolver a sus muertos, como para festejar cualquier acontecimiento importante usándolas como regalo.

La importancia del comercio en la economía muisca.

economia muisca- comercio

Si algo caracterizó a la economía muisca fueron sus asombrosos niveles de producción.

Así, por una parte el remanente era destinado al almacenamiento para el pago de tributos o como reservas para las épocas de crisis, y por la otra, el resto era utilizado en los mercados públicos abiertos cada cuatro días, en lugares como Coyima, Zorocotá, Bacatá, Zipaquirá, Tunja y Turmequé, con la finalidad de realizar intercambio de mercancías con los guanes, chipataes y agataes.

De manera semejante, usaron monedas fabricadas en oro, plata o cobre fundido, cuyo valor lo determinaba el tamaño de las mismas.

Con todo esto, la economía muisca permitió adquirir el oro que producían otras civilizaciones, para generar grandes acumulaciones en hermosas obras de orfebrería de carácter sacro, que dieron origen a la Leyenda del Dorado.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…