NÚMEROS ÁRABES » Su evolución, características e importante legado

Si algo que tiene que agradecerle el mundo occidental al Medio Oriente, es que su actual sistema de numeración se originó precisamente de los números árabes.

Breve reseña histórica de los números árabes.

No obstante, este sistema numérico se creó en la India, hace aproximadamente unos 5.000 años, por la necesidad de poder contar y enumerar las cosas existentes, con la peculiaridad de que por mucho tiempo no se tomó en cuenta el valor nulo, es decir, el cero. Durante el siglo IX, fue un hindú quien le asignó un símbolo a lo que hoy se conoce como la cifra cero, y que constituyó un elemento importante en los números árabes.

Este conocimiento del sistema numérico hindú, llegó a Persia por medio de los matemáticos, y los árabes al adoptarlo lo llamaron arqam hindiyyah, una frase que significa números hindúes, o también conocidos como números arábigos-índicos. Posteriormente, fueron difundidos una serie de tratados matemáticos como el de Al-Juarismi y Al-Kindi, pero realmente quien introdujo en Europa este sistema numérico, fue el matemático italiano Leonardo Fibonacci con la publicación Liber Abacci, logrando traducir cada cifra árabe al latín, de igual forma, añadió una serie de fórmulas matemáticas y de álgebra arábigas.

Dentro de este contexto, en aquella época Europa gozaba de diferentes maneras de realizar operaciones contables como los números romanos o  el ábaco, siendo siempre la gran ventaja del sistema numérico introducido por Fibonacci, la existencia del cero. No fue hasta la invención de la imprenta que el sistema numérico de la cultura árabe, con algunas modificaciones en su simbología, empezó a usarse de forma generalizada en todo el continente, resultando la numeración que conocemos actualmente o números arábigos-índicos occidentales.

Cuáles son las características de los números árabes.

Principalmente los números árabes se distinguen por formar un sistema posicional representado por diez glifos, es decir, el valor de cada símbolo varía según su posición, no vinculándose gráficamente con el número que configuran, contrariamente como sucedía con la numeración maya.

De esta manera, los números del mundo árabe se dividen en dos grupos, los anteriormente descritos o arábigos-índicos, y los arábigos-índicos occidentales, que bajo el sistema posicional de base 10, consta de diez cifras, tal como se conocen del 0 al 9, que en combinación forman una serie numérica y sirven para representar cantidades infinitas o realizar operaciones aritméticas.

Sin duda alguna, uno de los puntos más importantes de los números árabes, fue que se convirtió en la plataforma para el desarrollo de las matemáticas. 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…