CALENDARIO ZAPOTECA » Conoce su funcionamiento y aplicación

Para comprender la procedencia del calendario zapoteca, debemos referirnos antes a un par de ideologías primarias de esta cultura mesoamericana.

El antiguo pueblo zapoteca llegó a autodenominarse ben’zaa o vinizá, o como lo hacen en nuestros días como binnizá, que en traducción de su particular idioma, viene a significar “gente de las nubes”.

Asignándose ellos mismos el nombre de “be’ neza” o gente del cielo, por creerse traídos al mundo por las nubes, se consideraban hijos legítimos de los dioses, lo que manifestaron en un marcado interés por la astrología y haciéndose unos acuciosos examinadores de todos los movimientos astrales relacionados con el sol, la luna y las estrellas, lo que se tradujo en la elaboración de un propio calendario zapoteca.

Orígenes del calendario zapoteca.

Desde el comienzo del desarrollo de la cultura zapoteca, las ciencias referidas y vinculadas con el  registro y  la medición del tiempo fueron cultivadas por este pueblo. De igual forma dedicaron tiempo al estudio y observación de las múltiples variaciones y ciclos relacionados con astronomía.

Los pobladores zapotecas fueron sedentarios y se anclaban en espacios agrícolas, logrando diversidad en su producción agrícola. Con miras a obtener buenas cosechas, rendían culto a la tierra, al sol, la lluvia y especialmente al maíz, alimento de gran importancia para ellos.

La dedicación e inclinación del pueblo zapoteca hacia la astronomía y astrología, les llevó a diseñar de más de un calendario, con grandes semejanzas a los elaborados por los ancestrales mayas, los olmecas y toltecas.

Funcionamiento del calendario zapoteca

Funcionamiento del calendario zapoteca.

Como antes mencionamos, esta cultura llegó a elaborar dos sistemas de calendario, cada uno de ellos construido con una función altamente práctica y bien definida, para el beneficio del pueblo zapoteca, quien siempre manejó los asuntos de importancia bajo principios binarios o de dualidad.

El calendario zapoteca Yza, que era utilizado con fines agrícolas y recolección de las cosechas, estaba conformado de 365 días, divididos en 18 meses y compuestos de  20 días cada uno de ellos con un período final de 5 días.

A su vez diseñaron un calendario zapoteca pero con fines ceremoniales. Este se ajustaba conforme a su ideología y a la vez se basaba en ciertos requerimientos, para lo cual aplicaron sus estudios  astronómicos. El calendario Piye o Pije tendría una estructura de  260 días, dispuestos en una medida de 20 meses que se dividían en 20 días cada uno. Era utilizado para asignarle los nombres a los recién nacidos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…