SÍMBOLOS TOTONACAS » Expresiones enlazadas a sus creencias


Formando parte de un sistema de creencias, los símbolos totonacas, se adecuaron a una serie de mitos, rituales y ceremonias de esta cultura mesoamericana, sin embargo, en la actualidad están entremezclados con algunos aspectos del catolicismo, lo que ha originado una religión autóctona.

Cuáles son algunos de los míticos símbolos totonacas.

símbolos totonacas-míticos

Dentro del pensamiento dogmático de esta civilización, se conjugaron una diversidad de símbolos totonacas que estaban vinculados al medio ambiente que los rodeaba, de esta manera, se suscitaron una serie de seres sagrados mitológicos que dominaban los aspectos de su vida.

Conforme a ello, entre estos personajes se encontraban dioses como Chichini, que representado al sol, se trataba de un ser muy poderoso, al que no se le podía ver por la intensa luz que emitía, además, era el dador de la vida y el dueño de la siembra. Su contraparte era un ente mitológico llamado Manuel, que simbolizando a la luna, luchaba contra él durante los eclipses.

Por otra parte, con la colonización, los totonacas sincretizaron sus creencias con la religión católica, así, la Virgen María representa el agua de los pozos y los manantiales.

También, entre las múltiples deidades que habitan las aguas de la cultura totonaca, está San Miguel o Jilí, quien es el encargado de las lluvias, los truenos y el granizo, en cambio, Atksiní, figura al agua que recorre la superficie terrestre.

Los símbolos totonacas relacionados con las ceremonias.

símbolos totonacas-ceremoniales

Para los totonacas, los dioses estaban presentes en el fuego que cocinaba los alimentos, en el calor que secaba el barro de las cerámicas, e incluso, en sus bailes y rituales.

Al respecto, uno de los símbolos totonacas más representativos, es la danza de Los Voladores, un acto litúrgico nombrado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Este ritual comienza con oraciones y ofrendas, solicitando permiso a las deidades para talar un árbol llamado Palo Volador, luego, el mismo es sembrado cerca de una iglesia, y en su extremo superior, se instala una estructura giratoria de cedro, que soportará a la persona que saludará a los puntos cardinales y sujetará a otras cuatro, que harán la función de voladores.

Asimismo, los voladores ataviados con una vestimenta característica, y atados con una soga a su cintura, se dejan caer al vacío con los brazos extendidos, girando alrededor del mástil, en este sentido, cada giro simboliza la fecundidad de la tierra y el ciclo del fuego, siendo el don de estos danzantes del aire, transformarse en mensajeros de los dioses.

En suma, los símbolos totonacas, en su íntima relación entre el hombre, la espiritualidad y el entorno, determinan la cosmovisión de este pueblo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…