LENGUA DE LOS TARAHUMARAS » La expresión de su identidad

Conservándose como una tradición que es transmitida de los padres a sus hijos, la lengua de los tarahumaras, es hablada por casi 85 mil mexicanos, en los estados norteños de Chihuahua, Sonora, Sinaloa y Durango, sin embargo, el uno por ciento de estos hablantes, solo la leen y la escriben.

Cuál es el origen de la lengua de los tarahumaras.

lengua tarahumara-origen-características

La lengua de los tarahumaras pertenece a la familia lingüística utoazteca, en este sentido, se trata de un lenguaje que se extendió desde el estado norteamericano de Utah hasta la mitad de Centro América, en la cual, se ubican tres ramas dialectales como el pima-tepehuano, el corachol y el cahíta-ópata-tarahumara.

Con respecto a ello, el dialecto tarahumara no se presenta de manera unificada en toda la región del norte de México, sino más bien, existen algunas variantes lingüísticas que provocan ciertas dificultades de comprensión entre los hablantes de esta etnia, tales como, el tarahumara central, el tarahumara de las tierras bajas, el tarahumara septentrional, el tarahumara del sureste y el tarahumara del suroeste.

Cómo es la gramática de la lengua de los tarahumaras.

LENGUA DE LOS TARAHUMARAS-GRAMÁTICA

Algunas de las características gramaticales más comunes de la lengua de los tarahumaras, son las siguientes:

Fonología.

Esta lenguaje de la cultura tarahumara, se destaca por tener cinco tonos vocálicos similares al español (a, e, i, o, u), existiendo una distinción entre vocales largas o breves por su entonación. Adicionalmente, el acento resulta ser fonético, con una tendencia a que los contrastes entre los sonidos no sean relevantes.

Morfología.

En el lenguaje de los rarámuris los aspectos morfológicos son muy sencillos, por ejemplo, el plural se construye duplicando la primera sílaba, mientras, los verbos poseen una amplia variedad de prefijos y sufijos para marcar el sujeto, el objeto, el tiempo y el modo.

Asimismo, hay dos clases de verbos que se forman con el cambio de la vocal, tanto al final de un sustantivo, como de un verbo transitivo, un ejemplo de ello es la palabra norí o nube, que al cambiarla por noré, significa, hay nubes; igualmente, el verbo transitivo huirá (lo para), cambia a huirí (se para).

Sintaxis.

Generalmente las lenguas utoazteca, suelen tener el verbo al final de la oración, sin la necesidad de tener un verbo auxiliar secundario.

Aunque, la lengua de los tarahumaras, no es el único elemento que define a esta cultura, tiene un peso considerable dentro de su identidad, ya que constituye el medio por donde se expresa el pensamiento y la cosmovisión.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,25 de 5)
Cargando…